Una despedida de soltero inolvidable en Paintball Sevilla

paintball sevilla despedida de soltero

Una despedida de soltero inolvidable en Paintball Sevilla

Por imaginación que no quede. La imaginación al poder, gritaban algunos. Y eso es lo que han debido pensar en paintball Sevilla con su nuevo servicio, novedoso al proponer celebrar despedidas de soltero en sus instalaciones. Del ya más que conocido partido entre solteros y casados, ellos han adaptado la idea para celebrar en paintball Sevilla una competición entre los dos grupos de casados y solteros.

Todo dentro del entorno de unas despedidas de soltero un tanto singulares. Ya sabéis lo que pasa en estos casos. Las provocaciones, los comentarios jocosos, la burla, que si no bales para nada desde que te casaste y cosas por el estilo. Forma parte del juego para amedrentar al rival y pasar un buen rato entre amigos. Quien gane es lo de menos, lo mejor es el durante y el después en la barra del bar de paintball Sevilla. Ahí es donde terminamos todos riéndonos unos de otros y hasta de nosotros mismos. ¡Qué momentos! Ya pensando que a todo esto le sumamos que se trata de despedidas de soltero de nuestro colega Pablo, pues la emoción y la intensidad se van a multiplicar por cien.

Yo no sé si me apuntare con el equipo de solteros o con el de casados. Como soy divorciado tengo el derecho a elegir, jajaja. Aunque siempre terminan por colocarme en el equipo con menos miembros, por aquello de compensar las fuerzas. Yo por mi jugaría con los solteros porque no tengo compromiso y también porque a los casados les empieza a crecer eso que se llama curva de la felicidad. Para entendernos, la barriga. Alguno ya está que no puede ni hacerse el lazo de las botas. Se creen que ya no tienen que enamorar a nadie y dejan de cuidarse. Los solteros, más jóvenes y en forma, parecen la mejor opción como aliados. Estos de paintball Sevilla han acertado con las despedidas de soltero. Seguro que va a ser todo un éxito. Creo que en esta ocasión, a mi amigo Pablo le han aconsejado muy bien y que seguramente será un día que ni él ni nosotros olvidaremos el resto de nuestros años.

 

Comments are closed.